2 jul. 2008

Éxito para Melilla en el Campeonato de España de Tribasket


La Ciudad de Melilla en general, y la Federación melillense en particular pueden sacar pecho porque 32 jóvenes han llevado el nombre de la ciudad con honor al campeonato de España de Madrid. Éramos 32 personas contando cadetes, infantiles y minibasket (con monitores). No todos participábamos, ni muchos menos. Pero allí no éramos rivales de clubes, no existía el Melilla Baloncesto, Enrique Soler, La Salle, Buen Consejo, NO, éramos de Melilla y con garra y en unión nos movíamos en masa para animar a todos los compañeros que participaban. Si coincidían en horas, nos repartíamos para animar. Los payasos Gasoleo y la Bomba Petardo se hicieron fans número 1 de nosotros. Dimos ejemplo de respeto y educación. Recogíamos nuestros papeles y la comida que sobraba. Saludábamos a nuestros rivales ganáramos o perdiéramos y si los árbitros cometían injusticias con nosotros, que fueron unas cuantas, nos comportábamos como señores, lo hablábamos, se nos explicaba, nos pedían las disculpas y teníamos que irnos asumiendo que así debía quedar el marcador.
Fernando Romay terminó conociendo el nombre de algunos de nuestros chavales, e incluso en un partido que se jugó de estrellas (Romay, Coral, Cristian de Pasa Palabra, ETC…) sacaron a María García Jaramillo, y en otro de los espectáculos sacaron a Pablo Villegas.
La Federación empezaba a tomar cariño a Melilla y es que estábamos dando un buen ejemplo de comportamiento además de los resultados.
No hay que olvidar que Melilla se ha traído un primer puesto, un segundo puesto, un tercer puesto, un cuarto puesto, 4 quintos puesto y varias treceavas posiciones. Ganar partidos a Asturias, Navarra, Madrid, Cantabria, Canarias, con jugadores que doblaban la altura de nuestros chicos y chicas creo que tiene que ser reconocido. Y señores, soy testigo, los niños eran de Selecciones, nada de niños de colegios. Pero al margen de los resultados, que se ha demostrado que el trabaja está ahí y que hay que seguir trabajando duro para seguir sacando niños adelante, lo más importante para mi ha sido ver la felicidad de esos niños que han viajado y han disfrutado de un viaje que dudo que olviden en mucho tiempo.
La Federación Española tuvo un comportamiento espectacular. Para ser el primer tribasket, puedo entender que hubiese algunos errores, pero todos estaban al servicio de cualquier problema que pudiéramos tener. Todo era amabilidad y eso te lo facilitaba.
Encima y exclusivo para Melilla, tuvimos la oportunidad de conocer a Riki Rubio quien firmó un autógrafo a cada uno de los niños y luego les dio 10 minutos para que les preguntara todo los que ellos quisieran. Una sensación que aun a mi se me ponen los pelos de punta. Los niños no se lo creía, le tocaban, lo miraban, querían fotos y más fotos por si salían mal… Riki compartía risas con ellos… sobre todo cuando uno le preguntó si tenía muchas novias y dijo que eso no se podía responder (intuí que quizás fuese porque estaba su madre delante jejej)
Luego nos llevaron a la sala de prensa y les entregaron la Copa del Mundo ganada en Japón y se hicieron una foto individual cada uno y Pablo Martínez les contó la historia de cómo comenzó el baloncesto. Los niños no se lo creían. Algunos tenían tal cara de asombro que era para grabarlos en videos más que hacerles fotos. Sus comentarios eran para morirse de risa. La ilusión de esos niños durante los tres días en Madrid jamás se me podrá olvidar, os lo aseguro.


Por eso no tengo palabras de agradecimientos para todos y cada unos de ellos. Empezando por Pablo Martín, Manuel el organizado, las chicas de inscripción, Gualdo el Speaker, los médicos, el fisio David, los árbitros, voluntarios, los chicos de la tienda FEB, no quiero que se me olvide nadie, todos los que cada día estaban con nosotros y disfrutaban tanto de vernos como nosotros de verlos a ellos. Prometemos el año que viene volver y disfrutar aún más del deporte que amamos, que no es otro que el baloncesto. Gracias por hacernos felices y suerte en Pekín.