15 may. 2008

Olmos: "Esta semana ha sido muy complicada"



El técnico del Melilla Baloncesto, Paco Olmos, ofreció ayer, en las oficinas del Club, la rueda de prensa previa al partido que mañana viernes disputará en el Pabellón Ciudad de Melilla, a partir de las nueve de la noche, ante el Alerta Cantabria, y con el que se echará el cierre a la temporada 2007-08.

La primera pregunta, sin duda, era evidente, e hizo referencia a la situación del equipo tras el varapalo sufrido el pasado viernes en Gandia. Olmos explicó que " tras la injusticia y el mazazo que supuso creerse que iban a jugar los play off, está claro que “ha sido un golpe muy duro para todos los integrantes de la plantilla, cuerpo técnico y el propio club, pues era una realidad que estábamos tocando y dependíamos prácticamente de nosotros. A partir de ahí, levantar al grupo ha sido complicado, pues existía una tristeza palpable, porque puedo asegurar que todo el mundo tenía previsto trabajar 15 ó 20 días más para el club, por lo que ha sido una semana un poco compulsiva a la hora de empezarla", refiriéndose también al trabajo psicológico que hubo que hacer para levantar la moral del equipo, comentando que primero "hay que dejar que pase el primer día de la semana y no ser muy agresivos, para ya el martes comenzar a centrarnos en el juego del partido y en la alegría que queremos dar a nuestra afición".

No cabe duda que el Melilla Baloncesto afrontará el choque de mañana con todas las ganas del mundo, pues como el propio preparador del conjunto melillense comentó,"se nos presenta partido de competición, jugamos en casa y ante un rival, el Alerta Cantabria, que se lo va a jugar todo. No queremos ser jueces, sino ganar el partido. Primero en agradecimiento a la afición, y después por como se ha volcado el club con todos los integrantes de la estructura deportiva". Olmos siguió haciendo referencia a la plantilla señalando que "somos profesionales y tenemos que tener el orgullo de ganar un partido más para acabar la temporada en un puesto muy digno y con una victoria más que el año pasado y, sobre todo, para acabar contentos y que pueda haber esa comunión que ha existido en toda la segunda vuelta con la afición. Creo que debemos que tener mucho orgullo y, dentro de lo posible, una concentración alta en el partido, porque el equipo de enfrente se va a jugar toda la temporada a una carta".

Sin duda, y a pesar de no haberse conseguido la clasificación para los play off, el Pabellón Ciudad de Melilla debe presentar mañana un ambiente festivo, pero para que eso se lleve a cabo "el equipo tiene que jugar de una forma intensa para poder atacar el encuentro, ya que el rival, Alerta Cantabria, 'va a jugar con el cuchillo', y debemos desarrollar un buen baloncesto para conseguir una victoria y que el final sea feliz, como lo fue la temporada pasada".

Otros de los capítulos que se abordó en la rueda de prensa fue el referente a la renovación, de la que Olmos dijo que "aún no está plasmada, pero si que es verdad que mantuve una reunión con el club hace unas semanas, pero pedí un poco de tiempo porque quería centrarme en la opción real de poder jugar los play off. Esta semana hemos vuelto a retomarla, pero ahora hay que centrarse en acabar la liga, por lo que la semana que viene puede ser definitiva para sacar adelante mi posible continuidad que, no miento, está cerca pero no está cerrada. Espero que se pueda oficializar cuando ambas partes lleguemos a un acuerdo, más que personal, hacia dónde puede ir el proyecto del Melilla Baloncesto la temporada que viene".