6 nov. 2007

Felicidad en Melilla y en uno

Valga éste mi primer artículo después de mucho tiempo para mostrar mi felicidad por la visita de los Reyes a Melilla. Sé que nada tiene que ver con el baloncesto, pero pretendo que en esta web pueda expresar mis sentimientos e impresiones, ya sean referentes a este juego que tanto quiero, como a diversas reflexiones que necesito compartir con todos aquellos que les pueda ayudar a pensar, o simplemente apetezca leer.

Para una persona como yo, nacido y criado en Melilla, la presencia de nuestros Reyes después de tanto tiempo deseándola es un motivo de felicidad enorme que comparto con todos los melillenses y españoles en general.

Melilla, ciudad española desde hace 510 años, mucho antes que Marruecos existiera como estado, necesitaba de sus Reyes. Un hecho histórico por la importancia y carga simbólica que supone para todas las familias y ciudadanos que la habitan desde siempre, entre ellas la mia. Una preciosa ciudad desconocida por muchos, ejemplo de convivencia multicultural, y que invito desde estas humildes letras a visitarla y conocerla de cerca.

Es un día de fiesta, que las algaradas sin razón provenientes del país vecino con el que estamos obligados a llevarnos bien, no podrán empañar.

Un orgullo que mi hermano, Presidente de la ciudad, sea quien los reciba, y transmita el sentir profundo y la satisfacción de todo el pueblo de Melilla.

Lamento no os imagináis cuánto, no poder estar en Melilla este día, mis tareas profesionales me lo impiden. Pero desde la distancia viviré emocionado ese momento. Nuestros Reyes sentirán el calor y el cariño que toda Melilla le dispensará. No lo olvidarán nunca, tampoco nosotros.


Autor: Javier Imbroda (Publicado en www.javierimbroda.com)