20 abr. 2008

¡No pudo ser!


El Melilla Baloncesto se quedó a las puertas de lograr una gran victoria ante el equipo que seguramente el año que viene sea ACB, el CAI Zaragoza (63-69). El conjunto de Paco Olmos perdió por sólo 6 puntos en un encuentro que se quiso ganar, se pudo ganar pero que finalmente no se logró, no sólo por los desméritos de los jugadores, que también, sino por el arbitraje que benefició claramente al conjunto visitante.
El partido fue muy intenso desde el primer minuto. Marcado por una gran defensa de ambos equipos aunque Melilla mostró cierta superioridad en muchos minutos del encuentro.
Los melillenses que luchan por una plaza de Play Off tendrán que ganar el próximo viernes al Huelva en su casa sino quieren perder de vista los privilegiados puestos, ya que Los Barrios no falló esta jornada aunque sí lo hizo la Laguna.
Después de la imagen exhibida por todos los jugadores donde lucharon hasta el último segundo, toca prepararse para un encuentro vital para las nuevas aspiraciones del Club.
La afición respondió a la llamada de la entidad y apoyó y animó al primer equipo desde los primeros instantes. Y es que sin duda alguna, además de la derrota, el partido ante el CAI sirvió para comprobar que todos quieren Play Off, equipo y afición.