8 mar. 2008

¡Se tuvo...pero no se pudo!


El Melilla Baloncesto luchó hasta el final por conseguir la victoria que le daba la salvación casi matemática esta temporada y es que ganando a Inca la diferencia que se marcaba entre ambos equipos era tan grande que hacía mirar ya a la entidad hacia arriba dejando de hacerlo hacia abajo. Pero una semana más tendremos que seguir haciéndolo pues finalmente no se pudo cosechar la victoria pese a que se intentó todo (84-82) con prórroga incluida.
La semana comenzó con la baja de Sasa que aquejado de una amigdalitis faltó a los entrenamientos los 2 primeros días. El joven Dani López, recién incorporado al equipo no ha podido viajar con el LEB pues tenía un compromiso mayor con el EBA, Ciorciari y Antxón han sido bajas en varios entrenamientos y han apelado a su orgullo de jugador de pura sangre para anoche jugar con "un par" dando lo que podían pues tenían lesión suficiente para no estar sentados ni en el banquillo. Pero quisieron jugar. Y a pesar de tener un banquillo a cuadros, los hombres de Paco Olmos estuvieron y lucharon pese a que los dos primeros cuartos sólo estuvo Spencer..., todo hay que decirlo. A Mike le costó entrar en el partido y es que Southall no se da cuenta que ya no puede tener "pájaras". Sin él, el Melilla Baloncesto es menos grande. Cuando el juega bien somos mucho mejor equipo como demostramos en los dos últimos cuartos y en el partido ante el Breogán y Los Barrios.
Finalmente no se ganó. Tuvimos la bola de partido, pero Spencer la perdió y una antideportiva nos "crucificó". Pero hay que seguir trabajando. Aún quedan 11 finales que jugar, nada está decidido, ni por abajo ni por arriba. Así que... que siga la Liga por favor.