28 mar. 2008

Los periodistas deportivos se rinden ante la profesionalidad de Félix Alonso



Las gentes del deporte –las buenas- no pasan desapercibidas para los notarios de la actualidad de lo que ocurre en canchas y estadios, los periodistas deportivos. Los melillenses, que celebran cada año una Gala para distinguir a las personalidades del género, se han fijado en la figura de Félix Alonso García, un señor nacido en 1973, que cuenta con el título de Entrenador Superior de Baloncesto y que es el hombre de máxima confianza de Paco Olmos en el timón de una nave que ilusiona, el Club Melilla Baloncesto.
Uno de los galardones de los periodistas deportivos melillenses es para Alonso. Todos dicen que se lo merece por el rigor que imprime a su trabajo y por el grado de compromiso que tiene con los colores de la institución deportiva que preside Jaime Audaz. El vestuario le respeta y admira, el club está más que satisfecho de su trabajo, Olmos lo considera indispensable y, además, transmite a la prensa. Alonso sabe manejarse en el ámbito deportivo. Nadie lo duda.
Félix, leonés, se formó como jugador de baloncesto en la cantera del Colegio San Claudio de su tierra natal, una de las dos mejores escuelas de aquellas tierras. Luego se fue a un clásico, el Elosúa León, categoría junior. Fue un avanzado de la época porque, con 16 años, ya era entrenador del infantil del San Claudio.
Ya con 19 años decidió abandonar el rol de jugador para dedicarse a la técnica y, nuevo éxito, en la temporada 2002/03 era el entrenador más joven de la Liga Española de Baloncesto, justo cuando se hizo cargo de los designios de otro clásico de la categoría, el CB Los Barrios.
Alonso siguió progresando en tierras andaluzas hasta desembarcar en Melilla con Paco Olmos y lleva dos años en la vieja Rusadir como segundo entrenador del club melillense, decano de la Liga LEB Oro. Ahora quienes tienen la obligación de enjuiciar su trabajo, los periodistas, no tienen inconveniente –es más, lo desean- en reconocerle sus méritos. Hablamos, a pesar del brillante historial de Alonso, de un joven técnico que se pone en valor a quien le esperan largos años en la élite del baloncesto español.

Autor: Salvador Ramirez (Diario Sur)