31 mar. 2008

La FEB muestra su pesar por el fallecimiento de Sergio Luyk


La muerte del ex jugador Sergio Luyk, de 36 años, provocó numerosas reacciones del ambiente del baloncesto español, que asiste con pena a la desaparición de una gran persona. Él sentimiento se resume en las palabras de José Luis Sáez, presidente de la Federación Española de Baloncesto: "Es un golpe brutal para el baloncesto en general, y para su familia en particular".

"Hace dos meses recibí un mensaje suyo en el que decía que no se iba a rendir y que tenía muchas ganas de vivir", comentó el presidente de la Federación Española, quien apuntó que "desgraciadamente esto no ha sido posible".

"Desde la Federación Española de Baloncesto y en mi nombre quiero decirle a su familia que nos sentimos orgullosos de cómo han luchado hasta el último momento a favor de la salud de Sergio", subrayó José Luis Sáez.

"Me gustaría que el mensaje suyo lo trasladáramos a todos y en particular a sus padres, Clifford y Paquita (Torres), para que tengan la voluntad de seguir luchando", indicó Sáez, quien destacó que "el mundo del baloncesto siempre estará a su lado y nunca le pagará lo que hizo un hombre que puso el listón del baloncesto español al lado de los más grandes".