22 feb. 2008

Se rompió el maleficio…con un pabellón ¡semi - lleno!


Y por fin el Melilla Baloncesto ganó ante su afición a Los Barrios, un difícil rival que la victoria vale doble pues también se les gano a la ida. La ciudad de Melilla estaba deseando ver un partido como el de hoy. Desde el club se había trabajado para atraer a la juventud de Melilla a las gradas y animar a los más jóvenes a que apoyaran a sus jugadores en este crucial partido donde los hombres de Olmos se jugaban algo más que una victoria, se jugaban romper el maleficio del pabellón Ciudad de Melilla, donde sólo se habían logrado tres victorias en toda la temporada. Y las respuesta ha sido más que satisfactoria. Las gradas del pabellón se veían casi cubiertas. Era la primera vez esta temporada que se hacían colas para entrar al pabellón, la primera vez que se hacían colas para salir y es que los técnicos hablaban de entre 2300 y 2500 espectadores un ¡semi-lleno! Histórico para el Melilla baloncesto.
Al final, 72-63. Un partido marcado por el espectáculo del jugador americano Michael Southall que cogió 14 rebotes, puso 7 tapones e hizo 4 mates espectaculares bajo la gran dirección una vez más del base argentino Diego Ciorciari que hizo las delicias del espectador. Spencer Gloger volvió a levantar a los aficionados de sus asientos con algunos de sus espectaculares triples y Josemi puso la emoción con alguna canasta sobre la bocina. Rafa puso la garra, Antxon el coraje, Xavi el conocimiento y Sasa la eficacia. En definitiva, todos colaboraron en sumar una importante victoria que hacía falta para seguir mirando hacia arriba porque los de abajo aprietan y no podemos despistarnos.
Importante victoria para el Melilla Baloncesto que necesitaba ganar. Ya lo decía Paco Olmos en rueda de prensa, hay que ganar sí o sí. Y así ha sido aunque Los Barrios no lo ha puesto nada fácil. Ahora toca pensar en el próximo partido, un hueso duro, el Breogán. Disfrutemos de esta victoria y el lunes a pensar en el siguiente partido.