19 ene. 2008

Derrota por la mínima en Cantabria (69-67)


El Melilla Baloncesto volvió a perder, esta vez por la mínima (69-67) en casa del Lobos Cantabria en un partido muy igualado y que incluso poniendo en balanza mereció ganar pues tres de los cuatro cuartos fueron ganando el conjunto norteafricano.
Pero los nervios, la presión, las ganas de ganar… o llámenlo como ustedes quieran, les pasó factura y finalmente la balanza se fue para los locales que sumaron una victoria más.

El Melilla Baloncesto está muy nervioso. Quería ganar por una deuda pendiente a su ex presidente que se marchaba de la ciudad, por su gerente, convaleciente de una operación, en honor al nuevo presidente y lo que tienen que hacer es jugar como ellos saben y han demostrado en otros partidos como contra Lleida, Palma Aqua Mágica u Hospitalet. Cuando juegan en equipo son un bloque sólido en defensa e imparables en ataque.
Esperemos que el parón de la Copa les sira para tomar fuerzas y recargar las pilas necesarias para que la segunda vuelta hagan el trabajo como ellos solo saben y pueden hacer.