23 sept. 2008

Paco Olmos: “La liga no tiene dueño”


Ilusiona el Melilla. Hace años que respiran la realidad de la competición Adecco LEB y en los últimos van construyendo un proyecto deportivo cada vez mejor y más ambicioso. Esta temporada Paco Olmos ha formado una plantilla adecuada para poder competir por lo máximo desde principio a fin.
Llega el momento de pasar de las palabras a los hechos. De confirmar en la pista y en la liga las verdaderas aspiraciones de unos y otros. Paco Olmos se siente orgulloso de plantilla que podido formar, del grupo deportivo y humano que tiene a su disposición y de poder plantar cara a cualquiera que se le ponga delante. “Sí, no me escondo ni niego que tenga un buen equipo con jugadores capaces de competir por todo y además acostumbrados a hacerlo”. Un liga abierta, imprevisible, donde no parece haber el equipo demoledor del año pasado. “La liga no tiene dueño y por eso se convierte en todavía más incierta y la vez interesante. No existe un CAI o un Bruesa que el año pasado imponían su superioridad con jugadores como Quinteros, Phillip o Panko, por ejemplo. No, este año no aparecen nombres estelares diferenciales y sí equipos potentes y compensados. Será la liga de los conjuntos”.

Lo dice Paco Olmos que sin embargo ha conseguido llevarse una de las perlas de la competición, Victor Cuthbert, un fichaje estelar en un proyecto ambicioso. “Estamos contentos de tenerlo en nuestras filas. Fue una buena oportunidad que supimos aprovechar y creo que nos ayudará en el objetivo de estar por la parte ambiciosa de la competición”. Una liga sin dueño pero que además tiene a los recién ascendidos como rivales potentes y reforzados lo que la convierte en una lucha tremendamente igualada. “A priori puede parecer que Breogan y Alicante están un pasito por delante pero hay muchos equipos que tienen capacidad para competir. Además, por la parte baja no parecen haber equipos flojos por lo que cada partido será una batalla, como siempre, pero incluso más”.

Y para empezar Mallorca y en la pista del nuevo proyecto balear, un Basquet Mallorca que ha formado un bloque sólido. “Llega la hora de la verdad, y cuando empieza la liga los partidos ya son diferentes, la pretemporada queda aparcada. Jugamos contra un buen equipo y en su pista por lo que el que se atreva a hacer pronósticos tiene muchas posibilidades de equivocarse”. El único pronóstico válido en esta competición que arranca es el de la emoción.

Fuente: FEB- Miguel Panadés